Guía de cultivo: Rábano

¿Quieres aprender a cultivar Rábanos? pues sigue leyendo.

Cuidados básicos:

Semilla: el manejo en semilla es sencillo,  la variedad puede cambiar pero nunca va a ser muy pequeña y difícil de manejar, puede usar las que obtuviste de tu cosecha pasada o comprando nuevas, siempre cuidando que no pasen de la fecha de caducidad, se vean en buen estado y provengan de una fuente confiable y orgánica. (almácigos biodegradables)
Plántula: es raro encontrar plántulas de este tipo de cultivos, si has obtenido una de un familiar o amigo o de casualidad has encontrado una debes tener en cuenta que en el trasplante puede morir ya que el fruto va por debajo así que no es muy recomendable.
Luz: puedes sembrar en un sitio con luz directa sin ningún problema, solo cuando comiencen los brotes será conveniente poner un acolchado para protegerla. (aprende aquí como)
Suelo y fertilización: predilectos de un suelo bien nutrido y con un drenaje bueno, es conveniente preparar el sitio con una buena cantidad de composta mezclada con virutas o algún sustrato que permita el buen drenaje del agua para evitar que el exceso de humedad pudra la planta, fertiliza cuando comiences a ver los primeros brotes de la planta sobre el suelo aunque no lo hagas en exceso, con una pequeña capa de composta será suficiente. (Composta en 1 minuto)
Época de siembra: puedes sembrar desde comienzos de la primavera hasta inicios del otoño, no se recomienda en épocas de frío ya que es un cultivo rápido y puede quemarse.
Sitio de cultivo: según la variedad, el fruto puede ser mas grande o chico, pero en cualquier caso puede sembrar en

  • maceta: requieres una de al menos 20 cm de profundidad, al fondo coloca una pequeña capa de piedras para evitar que el fruto este en contacto con el agua, después llena el contenedor (hasta el tope) de la mezcla de composta y virutas, realiza un ligero riego para que se compacte el sustrato, siguiendo los consejos dela entrada “tipos de siembra” forma una red hexagonal y planta cada semilla con al menos 3 cm de profundidad y listo.
  • suelo directo: ya sea en surco o en red hexagonal realizamos la siembra de las semillas con una profundidad de 3 cm, en este caso es ideal formar de surco ya que al momento de cosechar será mas sencillo.

Riego: el rábano es mas sensible a la falta de humedad, por lo cual debes mantener una humedad constante sigue los consejos de tipos de riego en el huerto para buscar uno que te proporcione estas condiciones.
Reproducción: lo mejor es por semillas, un esqueje es complicado y prácticamente no funcional.
Cosecha: Pasadas unas 6 semanas debemos checar si nuestra cosecha esta lista, para ella vamos a remover un poco la tierra cercana al tallo que sobresale del suelo, si vemos que tienen el color que decía nuestro empaque (la mayoría son rojizos) será el momento de sacarlos, con una palita remueve un poco la tierra para ablandar, toma todas las hojas del tallo y jala para sacar el rábano.

Consejos:

  • Cosecha cuando vayas a consumirlos, pues frescos saben mejor.
  • Nunca los dejes por mucho tiempo, una vez listos lo mas que deben estar en el suelo son dos semanas, de lo contrario se harán duros y tendrán un sabor malo.
  • Al ser un cultivo rápido lo recomendable es sembrar pocas plantas pero con días de diferencia, asi tendrás cosechas constantemente.
  • Cuidado con las plagas, te recomiendo estar atento a la presencia gusanillos o insectos que puedan comerse tu cultivo, utiliza un insecticida casero para evitar problemas
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s