Guía de cultivo: Tómate rojo

Un cultivo más para aprender a tener en nuestro huerto, si te gustan no olvides compartir para seguir subiendo mas guías de cultivo.

Cuidados básicos:
Semilla: conseguir las semillas es súper sencillo en cualquier tienda de jardinería o vivero las encuentras, recuerda que debes checar la fecha de caducidad para asegurar que están en buen estado, si has encontrado un mercado de semillas orgánicas podrás estar seguro de que sirven si no presentan ningún olor o manchas oscuras recuerda que puedes sembrarlo en almácigo biodegradable y trasplantar cuando tenga 10 cm de alto. (trasplanta como experto aquí)
Plantula: revisa el color de las hojas, debe ser de un verde oscuro pero no opaco, no debe tener manchas negras o blancas pues presenta plaga o falta de un nutriente (identifícalos aquí) de igual revisa que el tallo no presente ninguna partidura pues podría quebrarse muy fácil y no dar fruto.
Luz: necesita mucha luz para dar los frutos mas ricos, así que debes colocar donde reciba mayor sol durante todo el día, evita rotundamente la media sombra o sombra porque simplemente morirá.
Sustrato y fertilización: requiere de un suelo que no se apelmace para que las raíces puedan crecer y nutrir a la planta, hablando de nutrientes va a requerir un suelo súper rico en nutrientes por lo que agregar composta es vital, puedes fertilizar cuando haces el trasplante y cuando empiezan a salir los primero brotes del tomate. (7 fertilizantes en 7 minutos)
Época de siembra: a los inicios de la primavera, si tienes un invernadero (mini invernaderos aquí) o comienzas en un almácigo puedes hacer la plantación unas 4 semanas antes de la primavera para ya tener plantulas listas, de lo contrario espera a que pase la última helada pues son muy susceptibles al frío.
Sitio de cultivo: al ser una planta de tallos verticales y de una raíz no tan profunda puede sembrar en:
suelo directo: planta las semillas con unos 2 cm de profundidad y una separación de 8 cm entre cada una, debes proporcionar un enrejado pues es una planta trepadora y necesitara de un buen soporte, ya sea que uses la técnica de arillos como en reciclando en le huerto 1, o proporciones una malla, una vez que hayas sembrado agrega una fina capa de composta, de esta manera al regar tendrá mas nutrientes, de igual manera agrega un acolchado para evitar el sol queme los brotes pequeños.
maceta: necesitas una de al menos 30 cm de profundidad, al momento de estar llenando con sustrato de recomiendo colocar una rejilla para realizar el tutorado y la planta pueda sujetarse del mismo, siembra las semillas a 2 cm de profundidad y 5 cm de espaciado entre cada una, de preferencia coloca la reja dividiendo a la mitad la maceta y siembra de cada lado.
Riego: aquí debes tener un especial cuidado, primero debes regar suficiente pero espaciado, es decir que debes regar solo cuando se requiera pero hacerlo de manera abundante (truco para regar plantas) y la segunda es que las hojas son muy propensas a las plagas y enfermedades por lo cual no debes regar a modo de lluvia sino hacerlo directo en el suelo para evitar dañar tu planta, cuando llueve no se daña tu planta aunque para evitarlo podrías sacudir las hojas pasada la lluvia.
Reproducción: los esquejes (plantas por esqueje) no son muy recomendables aquí pues los tallos son fibrosos y se quiebran fácilmente, lo mejor es obtener las semillas de las flores que da la planta y usarlas.
Cosecha: la mejor parte de toda, obtener la cosecha, pasados unos 3 meses tendrás los frutos listos, para saber si están buenos deberán tener un color rojizo y estar algo duros, si quieres cosechar y tenerlo por más tiempo corta cuando la base del tomate aún este poco verde así se madura en tu frigorífico, cuando tengas muchos es necesarios que los cortes (al menos los maduros) para así dejar que los nuevos se desarrollen.
Consejos:
Cuando la planta empiece a crecer debes cortar las hojas cercanas al suelo, pues la tomatera requiere de raíces calientes y eliminando estas hojas permites el paso del la luz al sustrato.
Tiende a crecer mucho así que debes de cuidar este crecimiento, cuando alcance una altura de un metro y medio debes empezar a cortar las puntas y no permitir que crezca mucho hacia arriba, pues esto hace que los nutrientes se concentren en el crecimiento y no en el desarrollo de frutos.
Tienes que proporcionar una soporte para que se enrede pero de igual manera deberas amarrar los tallos para que no se vayan a caer por el peso, te recomiendo que lo hagas con listones de al menos un dedo de ancho, de esta manera no ligas el tallo y propicias a que se rompa, procura hacer varios amarres a lo largo del mismo tallo para darle mayor firmeza.
Si tienes tu planta en exterior deberás proteger muy bien cuando el invierno se aproxime, lo recomendado es hacer una poda intensa y dejar la planta de medio metro de alto, retirar todas las hojas y cubrir con paja toda la base para después cubrir con plástico la planta, otra manera es plantar en en un cajón de cultivo reciclado y sacar con cuidado llegado el frío para trasladar a nuestro invernadero.

Anuncios

3 comentarios en “Guía de cultivo: Tómate rojo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s