Guía de cultivo: Pepino

¿Se te antoja un agua fresca de pepino? Imagina cortarlo de tu huerta para prepararla, así que vamos a por ello.

Cuidados básicos:

  • Semilla: puedes comenzar a partir de una semilla, realmente no es difícil, solo debes seguir los pasos de tipo de siembra para saber cómo plantar según la semilla, el único cuidado especial que debes tener es la distancia y cantidad que siembras pues por lo general todas germinan y si tienes poco espacio luego te encontrarás con una sobrepoblación de plantas.
  • Plantula: en esta ocasión pudieras optar por comprar una planta, pero no es muy común encontrarlas en los viveros ya que no es difícil de germinar, si encuentras puedes comprarla solo asegúrate al igual que en las demás ocasiones comprar una planta sin plagas y en un buen estado para asegurar tu buena adquisición y futura cosecha.
  • Sitio de cultivo: el pepino es ideal para sembrar en suelo directo, para ello debes asegurar que el suelo sea rico en composta, elegir un lugar donde llegue mucha luz y tenga un buen drenaje de agua pues los encharcamientos hacen que las raíces se ahoguen y tu planta no va a durar mucho, también te recomiendo que lo hagas cerca de alguna pared o barrera pues la planta es tipo enredadera y tal vez te sea más fácil tener unas cuantas hojas hacia arriba (en dado caso de no tener mucho espacio y siendo consciente que es un fruto grande y deberás cuidar eso), en esta ocasión no podrás plantar en una maceta, si realmente quieres una buena cosecha pero si puedes optar por un cajón de cultivo reciclado, de igual manera ubicarlo en un lugar soleado, con buena tierra y ser consciente de la forma de la planta.
  • Riego: si vives en una zona húmeda ya la hiciste, la planta necesita grandes cantidades de humedad PERO sin llegar a que el suelo este pantanoso pues va a morir, en sitios húmedos se recomienda regar una o dos veces por semana mientras que en lugares seco de tres a 4 veces, de igual manera apóyate en truco para saber regar una planta para no fallar con el riego.
  • Fertilización: entre más mejor (sin excederte) pero la planta de pepino ama de tener un suelo rico en nutrientes, al momento de preparar el sitio de cultivo procura hacer una mezcla 50-50 de tierra y composta, además antes de la primavera y cuando haya floración se recomienda que fertilices de nuevo para asegurar una cosecha aún mejor, algo que funciona muy bien para el aprovechamiento de los nutrientes es seguir el huerto con la luna, además aprende cómo hacer 7 fertilizantes en 7 minutos.
  • Luz: ama el sol, necesitas colocarla en un sitio donde reciba el máximo de horas sol posible para asegurarte de su sano crecimiento, cuando le hace falta se puede percibir en que no da frutos en la temporada indicada y un color pálido de las hojas.
  • Tierra: suelo rico en nutrientes y con un buen drenaje del agua, mi consejo es que al momento de añadir la composta también agregues aserrin o algún material que te ayude a retener la humedad pero a la vez un buen drenaje del agua, de esta manera tendrás un suelo abonado, ligero y a la ves rico en humedad.
  • Reproducción: puedes hacerlo por medio de esquejes u obteniendo la semilla de tus frutos cosechados, si optas por la primera opción bastará con cortar una parte de la guía y poner en tierra, también puedes hacerlo cubriendo una parte con tierra para que comience a generar raíces y al momento de tenerlas solo retirar y poner en otro sitio.
  • Cosecha: una vez que empiezan a salir los pepinos bastará con que esperes a que estén maduros o un tanto verdes para cosecharlos, evita arrancarlos pues puedes lastimar la planta, opta mejor por cortar con algo, nunca dejes que el fruto madure de más o se pudra aún estando ligado a la planta pues puede hacer que esta se dañe.

Consejos:

  • Nunca dejes que el fruto toque el suelo, coloca una barrera plástica o en dado caso de tener como enredadera coloca un soporte para que no caiga.
  • Si deseas una cosecha algo más rápido, corta las enredaderas o guías hasta el punto donde se presente una flor o indicio d e una nueva hoja, de esta manera los nutrientes se concentrarán en formar frutos y no tanto en crecer.
  • Mantener una humedad constante te dará frutos con más jugo y con mejor sabor.
  • Al momento de realizar la siembra debes tener en cuenta que si tienes muchas plantas en poco espacio algunas no se van a desarrollar bien y solo estarán quitando nutrientes necesarios s las demás.
Anuncios

5 comentarios en “Guía de cultivo: Pepino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s