Haz tu propia Cama de Cultivo

Hoy viene un #huertolenteja de esos bien extensos pero bien explicado para que lo puedas hacer, se trata de cómo realiza una cama de cultivo perfecta para que puedas cultivar tus alimentos, espero te guste y sea de provecho. Recuerda que si lo compartes y te suscribes al blog me ayudas a generar nuevo contenido.

La cama de cultivo es el área donde se va a plantar, una sección delimitada y específica de nuestro jardín, el paso más importante para lograr una buena cosecha y una buena implementación es su preparación. Con la elaboración de esta cama de cultivo se busca crear una estructura de suelo ideal y tener los nutrientes apropiados para que las plantas crezcan de una forma sana y constante, la tierra fértil, blanda y húmeda permite que las raíces penetren con facilidad y que continuamente circulen los nutrientes hacia el tallo, las hojas y los frutos que las plantas puedan dar. Las dimensiones ideales de la cama son 6.5 metros de largo, 1.5 metros de ancho y 60 centímetros de profundidad. Los pasillos deben medir entre 50 y 40 centímetros y como se había mencionado anteriormente debe estar ubicada de norte a sur, pero calma no todos tenemos grandes patios, estas medidas pueden variar tanto de largo como de ancho, más lo importante es la profundidad; para darte una idea de cómo acomodar en poco espacio checa la entrada de tipos de siembra.

Doble excavación

Éste es el primer y uno de los más importantes pasos para la implementación de huertos urbanos, pues su práctica permite la entrada de aire al suelo y la rotación de los nutrientes, con lo que ayudamos a que la vida se desarrolle mejor y se retenga más agua para las plantas.

Básicamente hace referencia a una técnica profesional y elaborada para preparar el suelo, consiste en excavar y remover 30cm de suelo de nuestra cama definida, pero sin deshacerse de ella sino conservándola a un lado, esto con el propósito de que la tierra se oxigene y rotar los nutrientes de este, luego que se tiene el agujero, se deben excavar otros 30cm de profundidad, retirar parte del suelo y mezclarlo con el de arriba, esto para la rotación de nutrientes mencionada antes. Al momento de realizar este procedimiento es el momento oportuno de añadir nutrientes al suelo, ya sea que agregues composta en menos de un minuto o diferentes fertilizantes caseros.

Con la doble excavación se ablanda la tierra a 60 centímetros de profundidad. Es posible que la primera vez sólo se alcancen de 35 a 45 centímetros de profundidad; no hay de qué preocuparse, está bien para un inicio, no es necesario forzarlo demasiado ni maltratar las herramientas; con el paso del tiempo, cada vez que se realice la doble excavación la profundidad aumentará entre siete y 15 centímetros gracias a las raíces de las plantas, las lombrices, los ácidos de la composta y la constante humedad. Esta técnica es recomendada por su gran aportación al crecimiento de las plantas y al mejoramiento del suelo, pero no es una regla que se debe seguir al pie de la letra, depende del tiempo y experiencia que contemos, recuerda que el aprendizaje es progresivo así que calma e inicia poco a poco tu huerto (aprende como aquí).

Mucha gente piensa que la profundidad de la cama que se sugiere es excesiva, pues la mayoría de las herramientas manuales y la maquinaria agrícola sólo llegan a penetrar 30 centímetros en el suelo. No obstante, si se investiga la extensión de las raíces, se comprende la importancia de esta recomendación: lechuga, 1.20 metros; zanahoria, 2.38 metros; maíz, 1.20 metros; jitomate, 1.22 metros; betabel, 3 metros; alfalfa, 20 metros; coliflor, 90 centímetros. Las plantas se alimentan por las raicillas, que son los pelitos pequeños y blancos que tienen las raíces, si el suelo está blando y con la profundidad adecuada, la planta desarrollará más de éstas, los cuales penetrarán más hondo, así, la planta se alimentará con facilidad y crecerá mejor, al no gastar mucha energía en perforar la tierra. Las raíces bien desarrolladas aumentan la resistencia de las plantas a las plagas y enfermedades, otro factor que determina el buen desarrollo de las raíces es la relación entre plantas y para ello consulta la entrada sobre cultivos que se llevan bien y otros que no, de igual manera checa planta como un experto: suelo directo para aprovechar al máximo tu nueva cama de cultivo.

Una vez hecho todo esto tendrás la cama de cultivo perfecta, te recomiendo delimitarla con piedrecillas o un pequeño cerco para que puedas tener mayor control al manejar tus plantas, recuerda que el riego de las plantas es importante al igual que estar cuidando que nutrientes les faltan y cómo solucionarlo; espero lo pongas en práctica y te funcione como a mí me ha funcionado, si tema gustado compártelo por Facebook o Twitter al igual que tus dudas y comentarios.

Anuncios

5 comentarios en “Haz tu propia Cama de Cultivo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s