Guía de cultivo: Perejil

Aprende a cultivar perejil en tu huerto urbano, es sencillo aunque si necesitaras un extra de esfuerzo en esta ocasión así que veamos cómo se hace:

Cuidados básicos:

  • Semilla: ¡paciencia! Es lo que más a necesitar si deseas plantar perejil desde la semilla puesto que tarda hasta un mes en germinar, si así lo decides solo debes colocar unas cuantas en la superficie del sustrato y cubrir con un poco de suelo, conforme vaya germinando ve agregando un poco de sustrato para así tener una planta más resistente, recuerda que es un proceso lento pero vale la pena por el resultado final.
  • Plantula: lo sé, es lo más sencillo, pero si tienes la oportunidad de adquirir la planta en un vivero te lo recomiendo, no esperas tanto tiempo y la comienzas a aprovechar en menos tiempo, para elegir la mejor ten en cuenta el color verde potente de las hojas y que con solo sacudir un poco la planta su olor te impregne la nariz, además asegúrate de que no tenga plagas o muchas hojas secas pues no estará muy sana.
  • Sitio de cultivo: si deseas hacerlo en suelo directo vas a necesitar un espacio libre de plantas “malas” como hierbas, además de un suelo ligero (no aplastado) y de preferencia que retenga la humedad, el perejil no es una planta muy exigente pero si prefiere suelos ricos en nutrientes y húmedos sin llegar a que este encharcado, al tenerlo de esta manera debes tener cuidado con las aves y las hierbas que pueden dañar tus plantas además cuando son muy pequeñas debes protegerlas del sol directo al igual que en invierno del frío; si lo tuyo es tenerlo en una maceta vas a necesitar una que tenga una profundidad al menos de 30cm (lo ideal para tener una buena producción) igual con un suelo rico en nutrientes y que retenga buena humedad, puedes colocar tu maceta cerca de alguna ventana donde le de la luz.
  • Riego: el perejil no requiere las grandes cantidades de agua, aunque en épocas de producción (poco antes de empezar) si requiere un poco más de riego para obtener una cosecha aún más buena, en invierno se disminuye el riego para evitar que se congele, puedes utilizar alguna forma de auto-riego para darle una humedad precisa.
  • Fertilización: al igual que todas las plantas, si tu añades fertilizantes tendrás una planta más sana y mejor cosecha, es necesario fertilizar antes de la producción y después de la cosecha, esto con el fin de mantener un suelo con nutrientes después de que se usará para la cosecha, lo sé, es una especie tipo arbusto pero también tiene un ciclo de cosecha donde se usan más los nutrientes.
  • Luz: requiere de al menos unas 5 horas de pleno sol, puedes tenerla en tu huerto al aire libre o en maceta cerca de una ventana, cuando aún es pequeña no resiste el sol tan fuerte así que tendrás que protegerla un poco, la falta de luz se manifiesta cuando las hojas se tornan en un verde más claro, repercutiendo en el aroma de la planta y su sabor.
  • Tierra: esta planta se adapta a suelos con pocos nutrientes aunque se verá reflejado en la baja producción, es mejor mantener un suelo flojo, rico en nutrientes y con una buena humedad.
  • Reproducción: el esqueje es la mejor forma de que propagues tu planta de perejil, ya que por semilla suele ser muy tardado, para hacerlo basta con cortar alguna de las ramas lo más cercano a la base y ponerlo en agua o directo en composta para que enraíce, prueba con los consejos de plantas por esqueje para conocer la mejor forma, si te aventuras por semilla te recomiendo iniciarla en un almácigo primero.
  • Cosecha: realmente no existe un fruto tal cual vayas a obtener del perejil, pero si puedes cosechar las semillas para propagación, al paso de al menos dos años la planta comenzará a dar flores las cuales cuando veamos qué se van secando podremos tomar y obtener nuestras propias semillas, para utilizar el perejil basta con cortar las ramas más verdes o que veamos qué han crecido primero, así daremos paso a que las más jóvenes también vayan madurando.

Consejos:

  • Realiza una planta de auto riego y cultiva ahí una pequeña planta para tener siempre.
  • Intenta iniciar cultivando la semilla para practicar y aprender.
  • Utiliza el perejil siempre fresco pues tendrá mejor sabor, aunque también puedes secar para conservarlo por más tiempo.
  • Cuida bastante las hierbas ajenas a tu perejil, ya que pueden dañarla e incluso atraer plagas no deseadas.
  • En plantas como esta procura tener al menos dos tantos de cultivo, esto en dado caso que alguno por alguna razón no te funcione.
Anuncios

Un comentario en “Guía de cultivo: Perejil

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s